Los alumnos de la Facultad de Medicina de Sevilla reflexionan sobre las razones y las emociones que los motivan para estudiar medicina. Se invita a participar en el mismo a estudiantes de otras Facultades de Medicina u otras personas interesadas en participar en el mismo con sus comentarios (Students of the Faculty of Medicine of Seville reflect on the reasons and emotions that motivate them to study medicine. Are invited to participate in the students from other medical schools or other interested persons to participate in it with your comments). (Pablo Bonal Pitz).


¿Por qué estudio medicina?

Me gusta la medicina porque tiene mucho trato humano, porque el médico ve a todo tipo de personas, de todas las clases sociales, de todas las culturas
Sencillamente, porque necesito ser feliz, y la única manera de conseguirlo es siendo médico. Creo que es la profesión en la que más realizada puedo sentirme, la que más me llenaría de todas las ocupaciones del mundo. Todos los oficios son importantes y necesarios para la vida, pero creo que uno de los más imprescindibles es el trabajo de médico. Sin médicos, la esperanza de vida sería mucho más corta, la especie humana no habría evolucionado y esto habría influido negativamente en todos los aspectos de la vida (en la economía, en la sociedad…). Primero tenemos que tener salud, para poder avanzar en el resto de facetas. Me encanta que la sanidad es algo que nos acompaña en todas las etapas de nuestra vida, tiene que estar presente desde el mismo momento de nuestro nacimiento hasta que fallecemos.
Me fascina de la medicina su constante desarrollo, que siempre se puede avanzar en descubrimientos y técnicas. También me gusta mucho su amplitud. Hay infinitas especialidades, para todos los gustos. Aunque no siempre se puede curar en medicina, siempre se puede ayudar (paliando el dolor, mejorando la calidad de vida, rehabilitando, reintegrando a un enfermo en la sociedad, haciendo lo posible para que los enfermos terminales tengan la muerte más digna posible…). Creo que no se puede explicar con palabras el sentimiento de un médico al saber que ha ayudado a un paciente, que lo ha curado o que de alguna manera le ha aliviado su sufrimiento. Me gusta la medicina porque tiene mucho trato humano, porque el médico ve a todo tipo de personas, de todas las clases sociales, de todas las culturas. Un médico está en constante formación, nunca se agotan los conocimientos médicos, siempre hay algo nuevo que aprender.
Por supuesto es una profesión muy sacrificada y dura, pero no hay que desanimarse, al contrario, al ser tan dura, cuando las cosas salen bien el sentimiento de alegría es mayor después de tanto esfuerzo. Pienso que es una carrera que exige una gran vocación y estoy convencida de que es algo genético y ambiental. La mayoría de los miembros de mi familia son médicos. Desde pequeña he vivido de cerca situaciones que me han hecho amar la medicina y verla como un sueño, como la profesión perfecta. Nunca olvidaré aquellos reyes magos, cuando yo tenía 4 añitos, y me trajeron una muñeca "nenuco" muy bonita. De repente, mi padre le rajo un brazo con un cuchillo y me dijo: tu bebé se ha hecho pupa, ahora hay que curarla para que no sufra y se ponga buena. Y cogió hilo y una aguja, y la cosió. Creo que en ese mismo momento decidí ser médico y aliviar el sufrimiento de la gente.
Pili Lozano Morillo

¿Por qué medicina?

"No creo que se trate de una profesión más, sino más bien un modo de vida"

Muchos de nosotros recuerda con cariño aquellos momentos de su infancia en la que soñaba con ser medico, otros sin embargo, apenas sabemos explicar las razones que nos llevó a elegir esta carrera…Ahora… con un pie dentro y otro fuera, quizás tampoco sea capaz de decir el motivo…¿vocación?, ¿destino?, ¿sueño? Puede que una mezcla de todos…Hasta donde consigo recordar, de pequeña quería hacer Bellas Artes y Veterinaria, pero cuando llegue al instituto algo me hizo cambiar de idea, era pequeña aún y la medicina se convirtió en mi objetivo. Ahora a las puertas de finalizar estos años, sin duda, los mejores de mi vida, me doy cuenta que seguir mi intuición fue el camino correcto, esto era lo mío, lo que me gustaba realmente, con lo que disfrutaba, ¿como sino hubiese aguantado horas y horas delante de los libros?, sacrificando vacaciones, salidas con los amigos…todo porque “tenía que estudiar”…¡que frase….creo que ha sido lo que más he repetido en seis años! Bueno esa y…la de “ojala hubiese elegido otra carrera” claro que esta siempre con la boca pequeña…una y mil veces me ofrecen volver a elegir profesión y una y mil veces volvería a escoger la medicina...no creo que se trate de una profesión más, sino más bien un modo de vida, una enseñanza que te hace crecer como profesional pero sobre todo como persona, y quizás sea esta última faceta la que realmente nos hace sirvientes de nuestra profesión, la nos hace incapaces de imaginar nuestra vida de otra forma, la responsable de ser como soy, la que hace que nos sintamos afortunados de ser médicos.

LAURA ALONSO ROMERO

Sí, Medicina.

"Creo que la llamada vocación médica comienza a surgir una vez dentro de la carrera"
Pues sí, Medicina
Creo que el médico se va haciendo a medida que transcurre su formación, que como bien sabemos, no terminará nunca. Es por ello, que los mejores motivos para estudiar medicina te los puede dar un médico en el fin de su trayectoria profesional.
Personalmente creo que el médico no nace, sino que se hace. Un niño, por la formación de sus valores solidarios, por la educación que ha recibido o el hecho "querer ayudar" a la persona que tiene enfrente, no le presupone a priori una "vocación profesional" hacia la medicina. Creo que la llamada vocación médica comienza a surgir una vez dentro de la carrera, en el momento en que comienzas la relación con los pacientes, esa primera hoja de historia clínica que tienes entre las manos que en realidad no sabes como rellenar, cuando empiezas a entablar una relación con esa persona en ese microclima que es la habitación de un hospital, y poco a poco, paciente tras paciente te das cuenta que ya no podrías dedicarte a otra cosa que no fuese la medicina. Te convertirás en una persona al servicio de alguien que necesita de tu ayuda, y que dedicarás tu vida a la mejor profesión del mundo, la de servir a otros en base a tus conocimientos. Qué motivo mejor que ese.
Pues sí !! Medicina!! :D